Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 22 de agosto de 2010

Distancia hiperfocal

La distancia hiperfocal es la distancia de enfoque en la que se consigue la mayor profundidad de campo, extendiéndose ésta desde la mitad de dicha distancia hasta el infinito. Enfocar en dicha distancia nos ayudará a obtener la máxima nitidez en nuestras fotos, por ejemplo, de paisajes.

En el siguiente ejemplo, la distancia hiperfocal que nos permitía obtener la máxima profundidad de campo y así dejar todo lo más nítido posible era 6 metros. Así, nos situamos a 6 metros del sujeto, lo enfocamos y obtenemos la máxima profundidad de campo, que se extiende desde la mitad de la distancia, 3 metros, hasta el infinito.

La distancia hiperfocal depende de la distancia focal de nuestra lente, de la apertura de diafragma utilizada y del factor de recorte del sensor de nuestra cámara. Así ira variando en función del zoom que apliquemos, del número f ajustado y el modelo de nuestra cámara.

Evidentemente no nos vamos a ir a hacer fotos con un metro y a la hora de aplicar esto lo haremos de forma aproximada. También puede ayudarnos mucho el botón de previsualización de campo, que nos permite previsualizar en el visor la profundidad de campo de que dispondremos con los ajustes actuales de la cámara.

En la siguiente foto utilicé una distancia focal de 17mm, en una cámara con un factor de conversión de 1,6 y una apertura de diafragma de f/10. La distancia focal con esos datos es de 1,5 metros. Así, si me coloco a 1,5 metros del cartel que pone “Les Grassonnets” y enfoco en él la imagen saldrá totalmente nítida, desde 0,75 metros hasta el infinito. Así vemos cómo tanto la nieve del primer plano como toda la carretera hasta el horizonte está totalmente nítido.

En el siguiente ejemplo vemos cómo la distancia hiperfocal (distancia a la que enfocamos) va disminuyendo según disminuye la apertura de diafragma. En el ejemplo hemos ajustado la lente a 35mm de distancia hiperfocal y hemos utilizado una cámara con un factor de recorte del sensor de 1.6. De este modo vemos cómo la distancia hiperfocal varía con la apertura:

  • f/2,8: Distancia focal de 23,3 metros. Enfocando a 23,3 metros obtenemos una imagen nítida desde 11,6 metros hasta el infinito.
  • f/8: Distancia focal de 8,2 metros. Enfocando a 8,2 metros obtenemos una imagen nítida desde 4,1 metros hasta el infinito.
  • f/22: Distancia focal de 3 metros. Enfocando a 3 metros obtenemos una imagen nítida desde 1,5 metros hasta el infinito.

En el siguiente ejemplo lo que hemos hecho ha sido mantener la misma apertura de diafragma de f/8 e ir variando el zoom, y vemos que la distancia hiperfocal también varía.

  • 35mm: Distancia focal de 8,2 metros. Enfocando a 8,2 metros obtenemos una imagen nítida desde 4,1 metros hasta el infinito.
  • 50mm: Distancia focal de 16,7 metros. Enfocando a 16,7 metros obtenemos una imagen nítida desde 8,35 metros hasta el infinito.
  • 100mm: Distancia focal de 66,7 metros. Enfocando a 66,7 metros obtenemos una imagen nítida desde 33,35 metros hasta el infinito.

Cálculo de la distancia hiperfocal

La fórmula de la distancia hiperfocal es:

H=(F*F)/(f * d)

H= distancia hiperfocal
F = Distancia focal del objetivo
f = apertura del diafragma
d = diametro del circulo de confusion.,.

El circulo de confusión es una constante diferente para cada formato de negativo o sensor. De ahí que el factor de recorte afecte a la distancia hiperfocal. Buscando por internet se puede encontrar dicho factor de cada cámara.

Para calcular la distancia hiperfocal podemos utilizar tablas como la siguiente:

Con un rato por Google encontrarás decenas de ellas. Lo malo es que esta tabla es estándar y sólo cubre una distancia focal entre 24 y 70mm en una cámara Full Frame.

Como todos los cálculos variarán entre un modelo de cámara u otro por el factor de recorte ¿qué podemos hacer para poder disponer de esta información en tiempo real? Podemos buscar en internet una tabla de hiperfocales por el modelo de nuestra cámara. También podemos descargarnos de Luces y Fotos un fichero Excel para construirnos nuestras tablas adaptadas a nuestros objetivos y cámara e imprimirlas en tamaño tarjeta de crédito. También podemos descargarnos la aplicación DOFMaster Hyperfocal Chart para generar nuestras propias tablas de hiperfocales. Sin embargo para mí lo más cómodo ha sido instalar una aplicación JAVA en mi móvil, obra de Clip de Canonistas, para calcular sobre la marcha la distancia hiperfocal introduciendo los datos de mi toma.

jueves, 15 de julio de 2010

miércoles, 14 de julio de 2010

miércoles, 5 de mayo de 2010

Descubre la Fusión de Imágenes: una Técnica de la Familia HDR

Para el ejemplo hemos utilizado dos fotografías realizadas al atardecer. De una nos interesa especialmente el cielo, donde disponemos de mucha información de naranjas, aunque el resto de la fotografía está oscura. En cambio, la que tiene el cielo sobreexpuesto, dispone de mucha más información en la parte de los edificios, el muelle y el agua.
Imagen con el cielo sobreexpuesto
Imagen con el cielo correctamente expuesto
Los pasos son los siguientes:
Abrir la fotografía más clara en Photoshop.
Abrimos la fotografía oscura también en Photoshop.
Seleccionamos la fotografía oscura (Ctrl+A) y la copiamos (Ctrl+C)
La pegamos sobre la fotografía clara (Ctrl-V)
Cerramos la fotografía oscura
Ahora disponemos de un único archivo con dos capas, la clara y la oscura. Es aquí donde empezamos el trabajo de fusión.
Técnica de fusion (Digital Blendig) 1
Para realizar esta fusión podemos emplear diversas técnicas. La primera que os contamos se realiza de la siguiente manera:
Seleccionamos la capa que contiene la imagen oscura (la que está más arriba. Si no la hemos cambiado el nombre, se llamará "Capa 1").
Añadimos una nueva máscara de capa, pulsando el segundo botón empezando por la izquierda que aparece en la parte inferior de la pestaña Capas.

Con esto se creará una máscara blanca.
Seleccionamos la capa que contiene la imagen clara (la de abajo, con el nombre "Fondo")
Pulsamos Ctrl+A para seleccionar la imagen.
Seleccionamos la máscara de capa blanca asociada a la capa oscura, pulsando con el ratón mientras mantenemos pulsada la tecla Alt.
En ese momento, la ventana donde se muestra la imagen de la capa activa se volverá blanca, porque estaremos viendo la máscara.
Pegamos la imagen que habíamos copiado con Ctrl+V.
Veremos que se ha pegado la imagen, pero en blanco y negro. Esto se debe a que las máscaras son en blanco y negro.
Aplicamos un desenfoque gausiano de 40 puntos de radio (Filtro -> Desenfocar -> Desenfoque gaussiano)

Pulsamos sobre la imagen de la capa superior y ya podemos ver el resultado final.

domingo, 24 de enero de 2010

sábado, 7 de noviembre de 2009

Tiempos de Exposición. "Congela" y "Descongela" Tus Fotos

a velocidad del obturador determina no sólo un mayor o menor tiempo de incidencia de la luz sobre el sensor, sino que además, como consecuencia de esto, nos permite dar a nuestras fotografías una sensación de movimiento o calma, fluidez o congelación, según nuestras necesidades.

Velocidad de Obturación y Tiempo de Exposición. ¿Són lo Mismo?

Foto de 96dpiQuizás hayas notado que en lo poco que va de entrega ya he hablado repetidas veces de dos términos: velocidad de obturación y tiempo de exposición. De hecho los he usado para referirme al mismo concepto, pero ¿significan lo mismo?

Pues lo cierto es que, efectivamente, aluden al mismo concepto, si bien, en realidad, cada término es inverso del otro. Es decir, una velocidad elevada del obturador supone un tiempo de exposición reducido y viceversa.

Por eso, aunque lo más habitual es hablar de tiempo de exposición, si escuchas velocidad de obturación no debes preocuparte, eso sí, deberás tener en cuenta la citada relación entre ambos para no interpretarlo erróneamente.

Relación Entre la Escala de Aperturas y la de Tiempos de Exposición

Qué curioso que ambas escalas funcionen con pasos que permiten duplicar la exposición, ¿verdad? Y más curioso aún que estos pasos tomen valores como, por ejemplo, 1/30s en el caso de los tiempos de exposición, o como f/5.6 en el caso de las aperturas, ¿no crees?

Efectivamente, como bien imaginas, no es una coincidencia o algo simplemente curioso. Las escalas de apertura y velocidad de obturación están construidas de modo que sea sencillo lograr exposiciones equivalentes manejando de forma adecuada los pasos de apertura y de exposición.

FútbolPor ejemplo, suponte que quieres tomar una foto de un partido de fútbol y has comprobado que para que la exposición sea correcta los valores de apertura y tiempo de exposición más apropiados son f/5.6 y 1/500s, respectivamente. Sin embargo, observas que la foto sale movida, porque la velocidad de obturación no es suficiente.

Poniendo en práctica la relación de doble y mitad que hemos visto, una configuración con doble apertura (doble de luz), f/4, y la mitad de tiempo de exposición (mitad de luz), 1/1000s, ofrecerá una exposición similar a la anterior, y, probablemnte, evitemos que la foto salga movida.

Por supuesto, esta relación se hace extensible a medios y tercios, con lo que, a nivel de exposición,subir un paso completo (o un medio, o un tercio) en la escala de tiempos de exposición se "compensa" con bajarlo en la escala de la apertura del diafragma y viceversa.

¿Entiendes ahora por qué es tan importante conocer las escalas de aperturas y tiempos de exposición?, y lo que es más importante, conocer la relación que existe entre ellas.

Este juego de subir y bajar pasos entre las escalas de apertura y tiempo de exposición será una tónica en tus trabajos fotográficos.

Cuando necesites diafragmas cerrados para obtener una amplia profundidad de campo, lo compensarás con altos tiempos de exposición, por ejemplo, en paisajes. Y al contrario, cuando necesites bajos tiempos de exposición, lo compensarás con diafragmas muy abiertos, por ejemplo, en fotografía deportiva.

¿Qué Tiempos de Exposición Utilizar?

Bueno, pero centrándonos en los tiempos de exposición, ¿cómo sé qué tiempo de exposición debo usar para que una determinada fotografía aparezca lo suficientemente nítida?

Me temo que ahí no hay una regla, ni exacta, ni sencilla. Es cierto, que existen tablas complejas que te ayudan a calcularlo, pero entiendo que no tiene sentido ni aprendérselas de memoria, ni llevarlas impresas en el estuche de tu cámara.

Lo que, en mi opinión, deberás hacer es irte familiarizando con tiempos de exposición habituales para el movimiento de niños, la fotografía deportiva, la fotografía de paisajes, etc. Y eso sólo se consigue con práctica, paciencia y un poco de atención a la hora de manejar los controles de tu cámara.

Velocidad de obturación

Con el fin de que veas el distinto acabado que se produce en una fotografía al utilizar diferentes tiempos de exposición, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo (al que corresponde la imagen anterior). Creo que puede ser muy clarificador y ayudarte a la hora de empezar a trabajar con la velocidad de obturación.

No Hay Reglas Mágicas, ¿Entonces Cómo Sé Que Tiempo de Exposición Utilizar? Parámetros que Influyen

Más que una regla, lo que debes conocer son los parámetros o factores que influyen a la hora de seleccionar un tiempo de exposición mayor o menor. Serán esos factores los que analizarás y considerarás para emplear un tiempo de exposición u otro.

Algunos de estos parámetros son:

  • La velocidad del elemento fotografiado. A mayor velocidad, menor tiempo de exposición.
  • La distancia focal del objetivo. A mayor distancia focal, menor tiempo de exposición.
  • La distancia entre la cámara y el sujeto. A menor distancia, mayor tiempo de exposición.
  • La dirección en que se produce el movimiento respecto a la cámara. Cuanto más perpendicular sea el movimiento con respecto al eje óptico, menor deberá ser el tiempo de exposición.
  • La Trepidación. No Olvides que Tus Manos También Se Mueven

    Foto de ConanilAdemás de los factores anteriores debes considerar otro muy importante y ése es tu propio pulso. Así, cuando haces una fotografía, por muy bien que sujetes tu cámara y por muy tranquilo que estés, estás transmitiendo vibraciones a ésta. Y del momento de "apretar el gatillo" ya ni hablamos.

    Este movimiento incontrolable puede, en función de cómo tengamos sujeta la cámara, del tiempo de exposición que estemos utilizando y también de la focal que usemos, verse recogido en la foto. En ese caso hablaríamos de una foto trepidada o movida.

    Por supuesto, este defecto se puede evitar o reducir con la ayuda de trípodes para una mejor sujección de la cámara, disparadores remotos para evitar que al "apretar el gatillo" la cámara se mueva o, incluso, sistemas estabilizadores que neutralizan los movimientos producidos.

    Existe una regla sencilla, aunque no infalible, para tratar de evitar la trepidación. Consiste en emplear siempre un tiempo de exposición que coincida o sea superior a la inversa de la focal con la que disparamos. Así, si tomamos una foto con un 50mm, deberemos disparar "a pulso" con un tiempo de exposición siempre superior o igual a 1/50s.

    ¿Y Qué Hay de Esas Fotos en las Que Quiero Movimiento? El Caso Típico: El Agua

    Llevamos hablando todo el rato de cómo saber el tiempo de exposición adecuado para obtener una foto "estática", sin movimiento, en la que el tiempo se detiene. Algo que por otro lado parece lógico, estamos hablando de fotografía y no de vídeo, ¿no?

    Sin embargo, hay ocasiones en las que pretendemos exactamente lo contrario. Queremos que la foto muestre una estela, movimiento, fluidez...

    En este sentido, si hay un elemento en el que pensamos, por encima de cualquier otro, es el agua. Pues ofrece las dos posibilidades, tanto una representación de dinamismo y fluidez, como la visión estática y "congelada".

    Gota de aguaPodemos pretender capturar "una gota aislada en el Universo", para lo que necesitaremos tiempos de exposición suficientemente bajos, condiciones de iluminación adecuadas y una amplia apertura del diafragma.

    ¿Te ha gustado esa fotografía? Puedes aprender cómo conseguirlo en La Guía Definitiva para fotografiar Gotas de Agua.

    am2Por el contrario, podemos buscar que todas las gotas se fundan en un flujo continuo y "sedoso", en cuyo caso deberemos emplear tiempos de exposición altos.

    Además deberemos contar con condiciones de poca luz, diafragmas lo suficientemente cerrados y de forma imprescindible con un trípode.

viernes, 23 de octubre de 2009

Filtros Polarizadores: Qué Son y Para Qué Sirven

Es posible que hayas oído hablar alguna vez de los filtros polarizadores pero no tengas muy claro para qué sirven y cómo se utilizan. También puede que no los conozcas, con lo que deberías saber de su existencia porque probablemente te interese disponer de uno para tu cámara una vez descubras para qué sirven. Si crees que te puede interesar, dedícame dos minutos y te explicaré lo que son los filtros polarizadores y cual es su uso para que a partir de ahora no tengas dudas en esta materia.

Un poco de teoría

Mucha de la luz que vemos es una luz rebotada, reflejada en distintas superficies. Donde más se perciben estos reflejos es en superficies métálicas, agua o cristal. Lo que hace un filtro polarizador es reducir la luz que capta que provioene de estos reflejos.

Los efectos que notaremos al utilizar un filtro polarizador son:

  • la eliminación de reflejos sobre superficies no metálicas como agua y cristal, especialmente con ángulos entre 30º y 40º.
  • el realce del colorido de las plantas al filtrar los reflejos azulados del cielo.
  • la eliminación de luz del cielo sin nubes, tornando el azul del cielo a un tono más oscuro, con lo que las nubes blancas se realzan frente al azul del cielo. Este efecto varía en intensidad en función del ángulo respecto al sol.

Foto 1: Reflejos metálicos

Fijate en la diferencia entre estas dos fotos.

Filtro Polarizador

La foto de la izquierda se ha tomado sin usar el filtro, mientras que la de la derecha lleva filtro. Fijate cómo ha desaparecido el reflejo de las nubes en el capó del coche.

En esta otra foto se ve otro coche completo y se aprecia con toda claridad el efecto del filtro.

Filtro Polarizador

Mira también estas fotos del agua. Como se puede apreciar, las diferencias en los reflejos son notables.

Filtro Polarizador

Una de las consecuencias de utilizar estos filtos es el mayor contraste de las imágenes y la saturaciónde ciertos colores. Tenlo en cuenta.

¿Filtro Polarizador Lineal o Circular?

Por último, debes saber que existen dos tios de filtros polarizadores en el mercado: los lineales y los circulares. Es muy común hacerse la pregunta: "¿Filtro Polarizador Lineal o Circular?". La respuesta rápida es: Circular. Ahora te explico por qué.

SI tu objetivo tiene Autofocus (AF), que son los objetivos que hacen hoy en día, es decir, que no necesitas enfocar a mano, necesitarás el circular. El problema del lineal es que cuando el objetivo gira a la hora de enfocar, el filtro puede girar con él, y tendríamos que estar girando nosotros a mano de nuevo el filtro hasta situarlo en la posición deseada.

Salvo que tengas un filtro lineal antiguo y quieras utilizarlo, si te estás preguntando cual comprar, la elección es circular.

Qué debes mirar a la hora de elegir un filtro polarizador

Lo primero que recomiendo cuando hablo de filtros es buscar una buena marca. Lamentablemente, situar un elemento entre la óptica de tu cámara y lo que quieres fotografiar tiene sus consecuencias. La mínima es la pérdida de luz, y a partir de ahí en función de la calidad del filtro afectará más o menos a la de la foto resultante.

Por eso siempre, en cuestiones de óptica, recomiendo acudir a un fabricante reconocido.

Lo siguiente que tendrás que mirar es el diámetro de tu objetivo. Cada objetivo tiene un diámetro, y como estoy pensando en objetivos de rosca, de los que se acoplan a nuestro objetivo, es necesario que sean del mismo diámetro. Por tanto, antes de comprar un filtro polarizador, revisa las especificaciones de tu objetivo para asegurarte de que eliges el mismo diámetro.